lunes, 2 de diciembre de 2019

Carta de un cristiano a un joven o adolescente LGTBI

Resultado de imagen de homosexual cristianismo



Durante un buen tiempo de mi adolescencia, me preocupaba bastante el hecho de ser homosexual y no ser aceptado por Dios. Cada día tenía que oír comentarios de odio por parte de aquellos que supuestamente eran quienes hablaban en nombre de Dios.

Con el paso del tiempo, llegué a pensar que Dios me odiaba por ser como era y que iba a ser condenado a la eternidad en el infierno.

Llegando ya a los 17 años, empecé a descubrir a un Dios de amor, de esperanza y de misericordia. Comprendí que los que hablaban en los púlpitos con mensajes de odio no estaban difundiendo el verdadero mensaje evangélico de Jesús. Descubrí que mi Dios no me odiaba ni me quería condenar al infierno, sino que Él me había creado como era y que quería que amara. Quiero recordar este pasaje del Evangelio de San Juan 3:16: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna".

Por otra parte, quiero aclarar que ser LGTBI y cristiano es completamente compatible. Y no es una afirmación autocomplaciente, sino que es con puros argumentos teológicos y etimológicos de la Biblia.

Se suele utilizar 1 Corintios 6 y 1 Timoteo 1 como supuestos versículos para condenar la homosexualidad. Bien, la traducción original de arsenokoitēs, de origen griego, quiere decir "hombre cama", y hace referencia al prostituto varón, principalmente aquel que se prostituía en templos. En griego, la palabra que se solía usar para referirse a los homosexuales era androkoitēs, palabra que nunca se usa en la Biblia. A partir de esto, podemos afirmar que estos versículos no condenan la homosexualidad, sino la prostitución que se realizaba en templos.

Por otra parte, encontramos que Jesús dice que no todo hombre estaba hecho para tener relaciones con una mujer. Es ahí donde entra la palabra eunuco, que se usaba en esa época para referirse a los homosexuales y a los hombres castrados. Literalmente, el Evangelio de San Mateo dice así: "Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba".

Podemos afirmar que Jesús ama a los homosexuales, bisexuales y transexuales, y quiere que se les trate con dignidad y amor.

La iglesias cristianas deben ser puntos de acogida que protejan a estas personas del odio y la discriminación, no pueden ser focos de fanatismo e intolerancia. Una iglesia es iglesia cuando ama y no discrimina.

Si eres una persona LGTBI que lleva años buscando el amor de Dios, puedo decir que Dios hace mucho tiempo que te ama. Dios solo quiere que seas feliz y cumplas su principal mandamiento "amaos unos a otros como yo os he amado" y creer en Él. El amor nunca será una condena, sino una bendición que nace de Dios. La pareja es aquella persona que Dios nos da para acompañarnos en el camino de la vida, a la que debemos honrar, cuidar y respetar.

viernes, 6 de septiembre de 2019

La Iglesia Evangélica Española realiza bendiciones de matrimonios homosexuales



La Iglesia Evangélica Española (IEE), una iglesia protestante histórica de tradición metodista y presbiteriana, celebra desde hace unos años la bendición de matrimonio homosexuales en sus templos. Es la única iglesia cristiana española que bendice las uniones homosexuales, junto a iglesias extranjeras como la Iglesia del Pueblo Danés o la Iglesia de Suecia.

Por desacuerdos con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), una unión de diversas iglesias protestantes para tener voz legal ante el estado, la práctica común en la Iglesia Evangélica Española es que la pareja celebre primero su matrimonio civil y luego pida al pastor o pastora que bendiga su matrimonio. El primer argumento es que la IEE no quiere que sus pastores actúen como funcionarios del Estado (jueces de paz), porque defiende totalmente la separación de la Iglesia y el Estado. El segundo argumento es que para que los matrimonios celebrados en la Iglesia Evangélica Española sean legalmente válidos, los pastores de la IEE deben estar registrados como jueces de paz de la FEREDE, la cuál se opone a los matrimonios homosexuales. Ante esta disyuntiva, la Iglesia Evangélica Española decidió que debía tratar por igual tanto a parejas homosexuales como a heterosexuales, es por ello que normalmente primero la pareja se casa por lo civil y luego se bendice en la iglesia.

Normalmente, las iglesias cristianas que realizan bendiciones mismo sexo tienen que reformular sus confesiones de fe y rituales en sentido inclusivo.  Se da la circunstancia de que en la actual confesión de fe en Iglesia Evangélica Española, que data de la década de los 60, se habla del matrimonio sin distinguir que es una unión entre un hombre y una mujer. Se da la circunstancia que nuestra confesiones de fe define el matrimonio como unión de dos personas, no de hombre y mujer. Lo trata de manera totalmente inclusiva. 

"El Matrimonio es institución divina. Su objeto es glorificar a Dios, cumpliendo los cónyuges las leyes naturales propias de este estado, santificándose recíprocamente en la vida conyugal y educando a los hijos en el temor y amor de Dios. La Iglesia al solemnizar el matrimonio exhorta a los esposos al cumplimiento de sus deberes conyugales, sin que este acto ni el matrimonio mismo tengan por ello calidad de Sacramento". Confesión de fe de la Iglesia Evangélica Española

Por otro lado, la Iglesia Evangélica Española aprobó la Declaración de Mamré, que habla de inclusión de personas LGTBI y sus familias en la vida de la Iglesia. Dicha inclusión implica membresía y participación en los cultos, sacramentos y liderazgo, de forma que implícitamente se está aceptando bendición de parejas y ordenación. Y actualmente hay un pastor gay en la Iglesia Protestante de El Salvador en Madrid, que es también miembro de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Además, el culto de esa iglesia de Madrid se celebra conjuntamente con la ICM.

Otro hecho destacable de la Iglesia Evangélica Española, es que recibió en 2017 el Premio Arco Iris del colectivo cristiano LGTBI CRISMHOM por defender la inclusividad de las personas LGTBI en la Iglesia.




Además, la Iglesia Evangélica Española también ha participado en los actos del Orgullo LGTBI de Madrid, acogiendo el culto cristiano oficial en uno de sus templos. Por este hecho, la IEE recibió críticas de católicos y otras iglesias protestantes conservadoras.

Para concluir, fue la única iglesia cristiana española, así como confesión religiosa, que celebró en 2005 la legalización del matrimonio homosexual en España.


Para más información de la Iglesia Evangélica Española, entra en su web http://iee-protestante.org/

miércoles, 20 de marzo de 2019

Un predicador fundamentalista promueve un boicot contra una librería cristiana por vender un libro LGTBI

Will Graham, un polémico predicador pseudocristiano, ha atacado ferozmente contra la librería malagueña "Proyecto logos" por vender un libro que aborda la homosexualidad desde un punto de vista cristiano e inclusivo. Graham afirma que la librería "no cree en el Jesús ni en el Dios de la Biblia". Y concluye que "no invertirá ni un centavo" en comprar en esta tienda.

Así mismo, desde su página de Facebook ha promovido el boicot contra la librería:


Por otro lado, también ha arremetido contra el autor del libro "Solo un Jesús marica puede salvarnos", Carlos Osma, al que califica como "defensor del movimiento gay cristiano". También arremete contra la revista Lupa Protestante, a la que tacha de "apóstata", y a la Iglesia Evangélica Española.

Acoso contra la librería

Los seguidores de Graham se han dedicado a acosar a la librería "Proyecto logos"


Contestación de la librería


Desde este blog os animamos a tod@s a visitar la librería y/o comprar libros a través de su web www.proyectologos.net

Podéis encontrar el libro "Solo un Jesús marica puede salvarnos" en www.proyectologos.net/novedades/solo-un-jesus-marica-puede-salvarnos-p9781795835350/